Sobre Rapam

Áreas de acción

El trabajo de RAPAM/CAATA se desarrolla en las siguientes líneas:

  • Apoyar las alternativas agroecológicas para la eliminación progresiva de plaguicidas de síntesis químicos.
  • Capacitar y apoyar a trabajadores, comunidades, productores y consumidores para fortalecer  los derechos a una alimentación sana, a la soberanía alimentaria, al trabajo digno y seguro, y a un medio ambiente libre de contaminantes.
  • Fortalecer la conciencia y responsabilidad ambiental del personal del sector hospitalario mediante la sustitución y reducción del uso de sustancias tóxicas, y la reducción de residuos hospitalarios y su manejo por vías alternativas a la incineración.
  • Establecer acuerdos de colaboración con profesionales y especialistas del sector académico, de instituciones, de organizaciones ambientalistas y de organizaciones sociales, así como con ciudadanos que son afines a nuestra misión.

Participación en redes nacionales e internacionales ciudadanas

  • RAPAM es miembro de la Campaña Sin Maíz No hay País.
  • La Red Internacional vs Plaguicidas (Pesticide Action Network International)
  • Somos representante en México de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas en América Latina (RAP-AL)
  • Red Internacional de Eliminación de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (IPEN), de la que somos punto focal para América Latina desde 2004, participando en diversos proyectos y minibecas de apoyo a ONG en la region, y colaborando en reportes regionales
  • Representamos a IPEN ante el Comité Coordinador de América Latina y el Caribe del Enfoque Internacional Estratégico de Sustancias Químicas a Nivel Internacional (SAICM)
  • Fuimos  la referencia en México de la organización Salud sin Daño – hasta Enero del 2014.
  • Alianza Global de Alternativas a la Incineración (GAIA)

Identidad

La Red de Acción sobre Plaguicidas y Alternativas en México (RAPAM)

RAPAM es una asociación civil mexicana sin fines de lucro que trabaja para:

  • Eliminar en forma progresiva los plaguicidas químicos que afectan la salud humana y el medio ambiente
  • impulsar los cambios necesarios en las políticas públicas que promuevan el control agroecológico de plagas, protejan los derechos a una alimentación sana, libre de plaguicidas y transgénicos, la soberanía alimentaria, y un medio ambiente libre de contaminantes.

 

Por su parte, el Centro de Análisis y Acción en Tóxicos y sus Alternativas (CAATA) es un programa de desarrollo para ampliar y consolidar el trabajo de RAPAM en el área de sustancias químicas que no son plaguicidas. Su objetivo es fortalecer la participación ciudadana para lograr un futuro libre de sustancias químicas tóxicas que amenacen los derechos a la salud y a un medio ambiente para las presentes y futuras generaciones.

Logros

Algunos logros de RAPAM / CAATA:

  • Mercurio – Durante 2007 y 2008 capacitamos al Instituto Nacional de Pediatría y al Hospital Infantil “Federico Gómez” para que adoptaran un compromiso voluntario de eliminar el mercurio en instrumentos médicos, como parte de la campaña internacional de Salud Sin Daño.  de 2010 a 2013 Sensibilizamos y capacitamos a la Secretaría de Salud del Distrito Federal que ha logrado establecer una política de compras libres de mercurio en termómetros, esfigmomanómetros y amalgamas, entre otros hospitales que ahora son miembros de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables, coordinada por Salud Sin daño.
  • Con IPEN y BRI presentamos informes sobre la presencia de mercurio en cabello humano y pescado de la cuenca del Río Coatzacoalcos durante 2013 en apoyo a las negociaciones del Convenio de Mercurio.
  • Contaminantes orgánicos persistentes – Durante 2007 y 2008 logramos incluir en el Plan Nacional de Aplicación del Convenio de Estocolmo el compromiso de desarrollar un programa intersectorial de sustitución de insumos, productos y procesos que prevengan la formación de contaminantes orgánicos persistentes (COP) no intencionales, como las dioxinas y los furanos; así como el compromiso de monitorear los COP en alimentos (aún sin cumplir). / En 2005, el director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para la Protección del Medio Ambiente, Klaus Topfer, prólogo a la edición en inglés de la Guía Ciudadana para la Aplicación del Convenio de Estocolmo, escrita por el director de RAPAM.
  • Lindano: En 2005 logramos que la Secretaría de Salud cancelara la importación del lindano, un insecticida persistente y bioacumulable que se usa en shampoo contra piojos y sarna y que se aplica a niños. Para ello realizamos una campaña informativa y entregamos una carta colectiva firmada por más de 100 organizaciones. Asimismo, contribuimos a que México nominara al lindano como nuevo contaminante orgánico persistente (COP) en el Convenio de Estocolmo. Actualmente buscamos la cancelación de todos sus inventarios por la Secretaría de Salud.
  • Endosulfán. Contribuimos para la decisión del Convenio de Estocolmo para la eliminación mundial del endosulfán brindando información sobre sus alternativas en América Latina y a la decisión de COFEPRIS para la cancelación de las importaciones en 2013 y fecha límite de su uso para 2014.
  • Incineración – En 2006 participamos en la cancelación de un proyecto de incineración de basura en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, el cual era promovido por una empresa cuestionada por comunidades de la República Checa.
  • Contaminación en alimentos – En 2005 presentamos evidencia de contaminación por dioxinas, retardantes de flama y lindano en huevos de traspatio cerca del incinerador del Complejo Petroquímico de Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz. Este fue el primer estudio de medición de dichos contaminantes en huevo, publicado en México.
  • SAICM. Con apoyo de IPEN presentamos un informe sobre la alta presencia de plomo en pinturas de esmalte en México. Hemos colaborado con la Red de Nanotecnología y Sociedad en un folleto sobre la problemática social, de salud y ambiental de estas tecnologías en América latina.

Principios

En RAPAM/CAATA:

No recibimos apoyo de la industria química, para garantizar nuestra independencia crítica y -o financiera.

No aceptamos apoyo económico de partidos políticos, para asegurar nuestra independencia política.

Trabajamos para ser fuente de información veraz, crítica y fundamentada acerca de los problemas ambientales y de salud que provocan los plaguicidas y sustancias químicas tóxicas a lo largo de su ciclo de vida.

Promovemos cambios en las políticas públicas que fortalezcan su carácter precautorio y democrático, para logra un futuro libre de tóxicos.

Comparte esta nota